¿Qué es lo máximo que permite el tamaño de la economía en México para una licencia?















La noticia de la semana en Estados Unidos que está en los titulares de la industria del Licensing en Estados Unidos de Norteamérica es que Harry potter abrirá su primera “Flagship Store” en la ciudad de Nueva York… Lo que seguramente va a volver locos a sus fanáticos; pero vamos a partir desde ¿Qué es una Flagship Store? El término viene del lenguaje naval militar y significa algo así como Buque Insignia o Nave Capitana, por lo que se trata de una tienda particularmente importante, primera en su tipo, de gran tamaño, ubicada en una zona emblemática y comercial de una ciudad, en la que se encuentra una muy amplia variedad de productos de un concepto. Propiedad o marca. La imagen de una tienda Flagship siempre es cuidada al máximo, pues precisamente es esto (más que los productos) lo que los operadores quieren vender a la gente… Una experiencia única, relacionada con un tema, en el caso del aviso de esta semana, se trata de una tienda en la que la ciudad de New York “será un poco más mágica” con su apertura.  Al mismo tiempo los Harry Potterianos son avisados que hay una tienda “disfrazada” de la estación de trenes en Londres y que abrirán dos Wizarding Worlds de Harry Potter en dos parques temáticos de Estados Unidos de Norteamérica.

¡Wow! ¡Qué grande y que poderosa es la industria del entretenimiento en los países más desarrollados! Siempre es un gozo y un placer ver, que estas propiedades cierran Deals de ensueño que ya quisiera el dueño de cualquier licencia del mundo. Y para hacer este ejercicio lo más objetivo posible, traslademos esta clase de noticias México para determinar, qué es lo máximo que una licencia ha alcanzado o puede alcanzar en México en lo que a estas iniciativas se refiere.

 Primero que nada revisemos qué es lo que existe en el tema de Parques Temáticos...















Six Flags México: Puedes pasearte en este parque temático de la ciudad de México, en el que la mayor parte de los juegos están “brandeados” con licencias de DC COMICS, por lo que puedes encontrar la montaña rusa de Superman, Batman: The Ride, Wonder Woman Coaster y algunos otros que te permiten disfrutar de esta licencia americana.





















Parque Plaza Sesamo Monterrey: Eso, un parque de diversiones menos extremo, que algunos meses del año también es balneario, en el que las estrellas son los personajes de Plaza Sesamo o Sesame Street, que también es un concepto americano.






















Selva Mágica Guadalajara: En la ciudad de Guadalajara, hace algunos años también hubo una remodelación en la que algunos juegos y un nuevo teatro infantil, tienen la imagen de estos personajes de Sesame Street. Repitiendo nuevamente el tema de la licencia americana para un publico más infantil.

Y me parece que esos son básicamente todos los parques temáticos en México que tienen una licencia americana.

Ahora vamos a las propiedades mexicanas en los Parques Temáticos de México…

Lucha Libre AAA: Como se ve en la imagen de arriba, en selva mágica hay un ring, en el que los luchadores mexicanos de esta “propiedad” de Televisa tienen un espacio para entretener a los visitantes. Podriamos hablar de un espectáculo, más que de una atracción, pero finalmente está dentro del parque.





















Cantinflas: No estoy seguro que se trate de una atracción permanente, pero en su momento, era posible subirse a un Ride con lentes de VR en el que el anfitrión era ni más ni menos que Cantinflas. Con una buena ambientación al entrar a la atracción, una animación bien lograda, efectos realmente emocionantes y un guion “artístico-escenico” bien montado, es una atracción con un gran nivel que no le pide mucho a los de Universal Studios por decir lo menos. Es verdaderamente grato poder encontrar algo así en nuestro territorio, con una licencia mexicana que lamentablemente se quedó (hasta donde recuerdo) sin dirección con la muerte del único hijo de Mario Moreno “Cantiflas” y con el dueño de un estudio de animación de Guadalajara como albacea…¿Será por eso que pudo lograrse?

¿Alguien más? Creo que no…Si tienes otro ejemplo mándame un tuit, un comentario o un correo y lo agrego a este posteo como una segunda edición.

Vamos ahora a las tiendas comerciales… En México podemos encontrar “Flagships Stores” de Apple, Vans, Lacoste, ADIDAS y nada más. ¿De licencias de entretenimiento? Hay tiendas de Hello Kitty, que es una propiedad Japonesa. Tambien existen “in-shops” de Disney dentro de Liverpool, que es lo más cerca que tenemos de una Disney Store en México. ¿Alguna otra? No que recuerde…

Vamos a las licencias mexicanas que tienen tiendas propias.





















Distroller: Sin duda y para sorpresa de muchos, la licencia mexicana número 1 desde hace más de una década. En ella, el 80% de lo que se comercializa es producción propia, es decir que ellos fabrican y comercializan sus propios artículos, lo que además constituye un doble merito, una extraordinaria visión y un trabajo de desarrollo de líneas que nada más los chinos y los piratas. Sin duda ahí existe una inversión impresionante y un riesgo (en su momento) que no teníe precedentes para una licencia mexicana. Bueno, excepto si recordamos la…














Tienda de Gusanito: Por allá por el 2008, cuando Cowco y sus amigos estaban en los cuernos de la luna, se realizó una gran inversión en la apertura de una tienda en la ciudad de Guadalajara y posteriormente una malograda franquicia en la ciudad de Puebla que duro menos que un suspiro. ¿Cuál fue el problema? La limitada cantidad de artículos que existían y la inexistente rotación de los mismos para “refrescar” lo que podías encontrar en ellas. ¿Fuiste una vez? No necesitabas regresar después, el 95% de los artículos siempre fueron los mismos mientras duró…Ahí fue donde no pudieron adaptarse a ese modelo de negocio, en el que la gente está acostumbrada a regresar 28 días después y encontrar que la tienda ya tiene todo nuevo en sus anaqueles.

¿Alguien más? No, que yo recuerde…Una tienda de regalos genérica con más del 60% de productos de una sola propiedad, no es una tienda oficial.

Entonces ¿Qué es lo máximo que una propiedad mexicana puede aspirar?

Una película animada… Ánima Studios.
Una serie de películas… Huevo Cartoon.
Un juego de consola… El Chavo del 8.
Una atracción o ride dentro de un parque… Cantinflas.
Una tienda propia… Distroller.
Participación en una cadena de Caricaturas de TV… Distroller.

No suena nada mal… Pero ¿por qué allá parece más grande todo lo que hacen? La respuesta es que la economía del país del norte es casi 17 veces más grande que la nuestra, lo que hace que cualquier esfuerzo que nosotros hagamos acá se vea casi 17 veces más pequeño, más diluido, más gris que las iniciativas de nuestro vecino del norte. México ocupa el lugar 54 del mundo en el Ranking “Doing Business” mientras que Estados Unidos de Norteamérica ocupa el lugar número 8.

 Si eso te parece poco esperanzador, tienes que voltear al sur, en donde nosotros somos el vecino grandote por 2, o 4 veces más grande respecto a Colombia, Chile o Argentina solo por contemplar a algunos de los países del cono sur.

¿Entonces? ¿Qué es lo más que podemos hacer? Desde mi punto de vista y cómo lo hemos hecho antes con Disney a nivel internacional... Distroller es nuestra “Flagship Property” o nuestra “Licencia Trajinera Capitana” para ponerlo en términos más tropicalizados. Son ellos los que han alcanzado los niveles más altos de desarrollo en el mercado mexicano y los que hasta ahora ponen el tope. Sin duda que cientos de factores nacionales e internacionales podrían influir en un futuro inmediato o de medio plazo para el desarrollo de iniciativas comerciales en la industria del Licensing, pero lo cierto es que para que se abra el primer Parque de atracciones mexicano, “brandeado” al 100% con una licencia mexicana, aún se antoja lejano…Excepto claro, si Amparín ya anda cerrando un Deal con los de la antes conocida como Feria de Chapultepec, en sus planes por conquistar cada oportunidad comercial que exista en el mercado. ¿Qué sigue Eduardo Figueroa? ¿Un hospital Ángeles-Neonatos? ¿Una colaboración Nike-Chamoy? Ya te estás acabando las opciones, pero sigues dejando la vara alta para todos los que se conforman con el programa de licencias tradicional, que ya de por si es bastante complicado. (Ya hasta parece que Distroller me patrocina)

Muchas gracias a todos los que leen recurrentmente este espacio, en el que tratamos de dar un nuevo enfoque a la industria del Licensing en México, no sólo reproduciendo lo que pasa con las propiedades de otros países para “informar”, sino haciendo un recuento, un análisis y una expectativa de lo que podría seguir más adelante en esta apasionante industria.

Hasta la próxima oportunidad que tengamos de encontrarnos.



*Información de Flagship Store tomada de https://www.caad-design.com/
*Información de los tamaños de la economía tomada de https://datosmacro.expansion.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más nuevo

Plática Polinesia