La importancia de los licenciatarios.


No importa qué digan o qué crean los propietarios de un concepto creativo, sin un buen grupo de licenciatarios de nuestro lado, no existe un programa de licencias sólido o exitoso que sea referente en ningún mercado.  Podría ser que tu concepto tenga sus objetivos o miras puestas en otros sectores (Videojuegos, Series Animadas, Etc.) y que en ellos sea muy exitoso, pero para poder tener un buen programa de licencias que incluso rebase los ingresos por otros rubros, hay que darle a los Licenciatarios, la importancia que tienen.

Las reglas de la industria están puestas, no hay que buscar el hilo negro. Un Licenciatario (el dueño de una empresa que hace productos que vende en distintos canales en el mercado) siempre va a buscar las propiedades fuertes, los fenómenos que estén sucediendo o que él crea que están por suceder y si tiene buen tino, encontrará que a través sus decisiones ha podido recuperar su inversión, ganar participación en el mercado y una cantidad de dinero importante una vez que termina el contrato con dicho concepto creativo.

Hay licenciatarios de todos tamaños, pero la constante es que son ellos los que le “apuestan” su dinero a la fama de un concepto creativo. Lo último que quieren saber es que el dinero que ellos han invertido se ha convertido en un inventario que le está costando trabajo desplazar…Esa, sin duda es la pesadilla para todos aquellos dentro de la organización que ha adquirido la propiedad y que ahora tienen que ver la forma de deshacerse de este problema.

En recientes días, la revista License Global reconoció a los 150 Licenciatarios más relevantes del mundo. ¿Te imaginas cuales tienen representación en México? Te lo digo más adelante.

Activision: Videojuegos como los que puedes encontrar en cualquier plaza comercial de México.

American Greetings: Las tarjetas De/Para que encuentras en Walmart y Sanborns.

Amscan International: Los productos que compras para la fiesta de tu hijo, hermanito, primito.

Bandai: Las figuras de acción que puedes comprar en las jugueterías.

Coty: Perfumes, Fragancias y Cosméticos que encuentras en Departamentales y Autoservicios.

Crocs: Zapatos comodos y para muchos de mal gusto.

Fisher Price: Juguetes para niños que encuentras en Jugueterias y Autoservicios.

Funko: Muñecos de Vinyl de cientos de miles de personajes.

Hallmark: Tarjetas de Expresión Social.

Hasbro: Juguetes para todas edades.

Lego: Juguetes de construcción.

Mattel: Marca que comercializa juguetes, principalmente Barbie y Hot Wheels

Penguin Random House: Artículos de Publishing (Libros)

Ping Solutions: Todo para el cine (principalmente) desde el vaso de refresco, hasta la cabeza de Chewbacca donde pones las palomitas, pasando por pulseras, llaveros, cilindros, etc.

Las anteriores son marcas que son fáciles o comunes de encontrar en el mercado. Estoy completamente seguro que pueden existir muchas otras que estén en el mercado mexicano a través de un tercero que las importe o muy escondidas como para ser detectadas fácilmente como pueden ser las mexicanas que son referentes en nuestro país. ¿Se les ocurren algunas? A mi si…

Arra: Pantuflas y Sandalias.

Scribe: Cuadernos y muchos otros artículos para la escuela.

Chenson: Mochilas.

Ruz: Mochilas.

Patrick Jordan: Ropa para niños.

Pepsico México: Promociones (todo el año)

Exploworld: Tarjetas de felicitación, artículos de regalo.

Fabricas Selectas: Pelotas, canicas, globos, balones.

Convergram: Globos metálicos de helio.

Kellog’s México: Promociones (todo el año)

Solo por mencionar algunos… ¿De qué otros te acuerdas tú? Escríbelos en un comentario de este post para que nunca se nos olvide que la inversión más fuerte y la proyección comercial de un concepto creativo viene a través de los Licenciatarios y de su buen trabajo allá afuera.
Nos leemos pronto en otro momento, en el que regresemos para hablar de la industria del Licensing en México y cómo afecta o beneficia a todos los que están queriendo acercarse a ella.

Saludos cordiales.

Antonio Mendoza





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más nuevo

¿Dónde está escondido el talento mexicano?