El auge de las propiedades mexicanas

Cada año, de manera romántica todo aquel que tiene un concepto creativo que quiere licenciar se dice lo mismo… ¡Este va a ser nuestro año! ¡Ahora si, agárrense que ahí les voy! Y termina el año más frustrado que cuando empezó. Y las razones son simples…


A)  Reglas Proteccionistas: La industria de las licencias que rige tanto a los Licenciatarios como a los Licenciantes, está llena de reglas no escritas que todos siguen, “por herencia”, porque siempre ha sido así y estas son particularmente agresivas para los “newbies”. Son precisamente esas reglas las que hacen posible prevalecer la hegemonía de los grandes estudios internacionales en detrimento de las propiedades locales que encuentran muchos caminos cerrados o pocas oportunidades al momento de ofertar su propiedad.

B) Derecho de piso: Cualquiera  que quiera ingresar a “las grandes ligas” se encuentra con un camino lleno de obstáculos naturales y artificiales… Y si, por artificiales me refiero a los que te pone la competencia, en dónde existen documentados casos de grandotes que aplastan a los pequeños en su intento por no compartir a la gallina de los huevos de oro con los demás. A pesar de ser una industria legal, vaya que te hacen pagar tu “derecho de piso” como si fueran unos auténticos gangsters.

C) Falta de “foco”: En la parte  que si te toca a ti, perder el foco,la dirección, no tener un plan bien desarrollado, es un tema que puede terminar haciéndote dar vueltas en un mismo lugar por mucho tiempo; Cosa que por supuesto no es correcta, ni recomendable, pues la experiencia de licenciar una propiedad de manera exitosa tiene mucho que ver con una buena estrategia, un timing y una ejecución que permite pocos errores, mismos que de cometerse, muy dificilmente se pueden revertir.

No obstante la revisión de lo anterior, existe una posibilidad real y factible de que este año las propiedades mexicanas, efectivamente tengan un performance extraordinario en su comercialización, derivado de los acontecimientos del vecino país del norte, que vienen a depreciar de manera brutal el valor de un muy debilitado peso mexicano, versus la moneda estadounidense que está encareciendo (también de manera brutal) el costo de las propiedades que históricamente y como parte de las reglas no escritas, están tasadas en dolares americanos, haciendo que las mismas tengan un costo que no se puede agregar a un proyecto comercial sin tener como resultado que el mismo se “salga de mercado”. Por otra parte, una propiedad mexicana en el 2017, aun teniendo un costo del 40% de una americana, podría decir que está teniendo proyectos interesantes, que le están generando ganancia y que le están ayudando a crecer y alcanzar los objetivos tanto económicos como de otro tipo.

¿Entonces? ¿Este es tu año o es el año de las licencias mexicanas? A mi parecer, a río revuelto, ganancia de pescadores. Este año es de todos, los que lleguen como el burro que tocó la flauta o bien los que con conocimiento en la industria y una opción bien pensada para romper los paradigmas levanten la mano y digan ¡Yo juego! A todos, les deseo éxito, pero a los que quieran sumarse a Rent-A-License, el más reciente proyecto de esta iniciativa, los invito a sumar talentos, a acercarse, a hacer una verdadera comunidad pujante, echada para adelante, en un proyecto que si o si se va a hacer y dadas las condiciones actuales del mundo, si o si va a funcionar. Si quieres saber más de este proyecto, ponte en contacto conmigo a través de mi correo licensingmx@gmail.com o bien a través del celular/whatsapp 81-2120-3310.

Nos saludamos pronto.


Antonio Mendoza


Pichos

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario