Mascotas Olimpicas

Terminaron ya las Olimpiadas de Río 2016 y con ellas los poco favorables resultados para el deporte mexicano (de lo que todos están hablando). Pero en fin, ese no es el tema que nos ocupa aquí, sino el tema de la mascota de Río 2016 ¿La conoces? Se llama Vinicius y es el clásico ejemplo de una propiedad con un alcance mundial pero un éxito hiper geolocalizado (El lugar en el que se llevan a cabo los juegos) y por un periodo muy breve, que tiene un auge durante 8 o 12 semanas antes de que empiecen los juegos y 2 o 3 semanas después… ¡y eso es todo! Esa es su ventana comercial, que el comité organizador tiene de aprovechar al máximo para poder traer ganancias a este tipo de programa de licencias que es uno de los más breves que existen y que ocurren cada 4 años con diferentes resultados, según sea el país y la ejecución del mismo en cada ocasión.

El programa de licencias de un evento mundial de esta naturaleza es sólo un accesorio para los juegos olímpicos, pero es importante en términos de awareness y memorabilia ya que no obstante que lo principal es el deporte, estoy seguro que todos podemos hacer un breve recuento y aunque no nos sepamos el nombre, recordar a las mascotas que los han acompañado en las últimas ediciones. Hagamos el ejercicio.

Cobi de Barcelona 1992.













Izzy de Atlanta 1996.














Olly, Sid y Millie de Sydney 2000.















Athena y Phevos en Athenas 2004.














Beibei Beibei, Jingjing, Huanhuan, Yingying y Nini de Beijing 2008.













Wenlock y Mandeville para Londres 2012.














Y finalmente a Vinicius y a Tom para las olimpiadas de Río de Janeiro 2016.


















¿Qué te parece? ¿Reconociste a todos? Ellos son los “embajadores” de cada uno de los países que han organizado unas olimpiadas en los últimos 24 años; en su momento tuvieron relevancia mundial, estuvieron “hot” como licencia en su país y fueron colocados en cientos de miles de artículos conmemorativos. Cada uno de ellos en su momento fue cuestionado, criticado o aclamado por su diseño, sus colores o formas, pero sin duda alguna, todos se han convertido en iconos mundiales que permanecerán en la memoria de la gente por muchas décadas.

El fenómeno de Vinicius y Tom empezó a morir con la clausura de los juegos y agonizará durante pocas semanas, hasta culminar con la muerte de su programa de licencias, sus animaciones en TV y sus iniciativas digitales. ¡No hay que sentir pena por ello! Tal es el tiempo de vida de esta clase de personajes derivados del ancla que dio origen a su creación (un evento con una duración de 2 a 3 semanas); ese es su propósito y para lo que fueron creados…No existe ningún caso en el que una mascota haya trascendido como propiedad autónoma y se haya convertido en una licencia clásica más allá de unos juegos olímpicos.

Este fenómeno (Mascotas deportivas de eventos mundiales) es parte de un capítulo del libro “LicensingMX: Cómo hacer dinero con tus personajes” que forma parte del LicensingMX Starter Pack del que puedes encontrar más información dando clic aquí.

Gracias por leer LicensingMX, el sitio de las licencias una semana más. Espero que pronto podamos estar de regreso para traer a ustedes los datos más relevantes alrededor de la industria de las licencias en México, pero también como en este caso, los fenómenos que acontecen a nivel mundial.

Hasta pronto.

Antonio Mendoza
licensingmx@gmail.com


Pichos

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario