8 de febrero de 2016

Preguntas por correo: ¿Puedo usar los personajes para...?

Recientemente me han hecho algunas consultas por correo, mismas que que voy a tratar de responder en este y otros posteos para poder darles “luz” de lo que la gente está hablando allá afuera…

Pregunta: ¿Conoces el restaurante ComicX? Estoy haciendo algo similar y quiero saber si me puedo meter en problemas por usar personajes que no son míos para colocarlos como decoración en mi negocio.

Mi respuesta casi siempre va en el sentido de… Si la intuición te dice que no es correcto, es muy probable que estés en lo cierto. ¿Qué te hace pensar que eres libre de tomar cualquier personaje de cualquier concepto animado o no animado y ponerlo en tu negocio?

- Es que no los voy a vender- me responde más de alguno

-Pero te beneficiarás de su imagen para atraer clientes a tu negocio y eso es un uso comercial de los mismos, aunque no implique una transacción monetaria de por medio” les respondo…

¿o acaso no los quieres usar como un diferenciador respecto a tu competencia? ¡De eso se trata el Licensing! Pero es que a veces nos cuesta trabajo entenderlo…

-¿Por qué no puedo usarlos? ¡Si les estoy dando difusión!

No es tan sencillo como eso, se trata de un tema de aseguramiento de imagen…El propietario de un concepto, digamos Spiderman, es decir Marvel, es decir Disney, es el único propietario con derecho a la explotación comercial de la imagen de su personaje, eso quiere decir que él (Disney) es el único que puede decir en dónde aparece y en dónde no aparece su superhéroe arácnido. Oye, pero eso quiere decir que si en una papelería hay unos stickers de Spiderman junto con unos de Hello Kitty… ¡no, no, no! ¡No hay que confundir! Los canales de distribución están al margen de la aparición del personaje en un producto…Para que Spiderman pueda aparecer en esos stickers, una empresa que hace stickers, debe de firmar un contrato con Disney para poder fabricarlos y una vez que los fabriqué, incluso tendrá que mandar a aprobar con Disney el empaque en los que se venderá, los exhibidores en los que se mostrará, los catálogos en los que aparecerá y la publicidad en la que se utilizarán…A ese grado llega Disney a requerir a la cadena de productores, distribuidores y comercializadores de sus productos a que le manden el “arte” que usaran en prácticamente todas las aplicaciones de sus productos. ¿Pero entonces ya no hay lugares “libres” en los que ellos no se metan?  En lo que respecta a sus socios comerciales no, me ha llegado incluso información de que un recinto de espectáculos como la Arena Monterrey, tiene que mandar a aprobar las imágenes que usará en Facebook para promover un espectáculo de Disney, porque a decir de los operadores de este material “Son muy pikis y hasta en eso se meten”.

¿Entonces? Una cosa es que tengas una papelería, vendas los stickers y pongas una lona afuera que diga “¡Aquí vendemos los Stickers de Spiderman!” mercancía oficial, que junto con 1,500 artículos más, genéricos o de licencia, puedes vender sin problema. Pero una cosa muy diferente es que compres TODOS los artículos que encuentres de Spiderman en el mercado y abras una tienda que se llame “La tienda oficial de Spiderman” porque por más cierto que sea el título, de manera comercial y aunque no implique una transacción onerosa de por medio, estás apropiándote del derecho de explotación del personaje al anunciarlo como parte de tu diferenciador sobre otros competidores de la misma industria.

Evidentemente a lo anterior escapan los modelos de Franquicia, en los que por ejemplo es perfectamente normal encontrar una tienda de Hello Kitty, ya que la misma está debidamente regulada por Sanrio y la mercancía que está dentro es 100% oficial y en su contrato es perfectamente legal vender en su propio canal “tiendas propias”.

¿A qué te puedes enfrentar si haces algo así?

Escenario A)

Si estás en una de las ciudades no principales de la república mexicana y tienes una o dos tiendas en plazas por muy concurridas que sean, mi pronóstico (no obstante que no es correcto hacerlo y que no justifico de ninguna manera el hacerlo) es que MUY difícilmente te vas a meter en un problema. Necesitarías ser un canal de distribución grande, importante y referente en tu zona/región para que un licenciante te voltee a ver y le empieces a dar “comezón”.

Escenario B)
Estás en una de las ciudades no principales de la república mexicana, tienes una o dos tiendas con éxito, y hay alguien que quiere perjudicarte. No creerían la cantidad de correos que me llegan preguntándome dónde pueden reportar abusos de mercancía que no tiene licencia, en la mayoría de los casos, no porque el que está preguntando tiene la licencia y está sufriendo una afectación, sino porque no “sienten justo” que el de enfrente haga algo pirata y se vea beneficiado por eso, así que prefieren reportarlo con el dueño de la propiedad para hacerles un mal. Así es esto L

Escenario C)
Estás en una de las ciudades principales de México y tienes una o dos tiendas en una de las plazas de más afluencia…De este modo es muy probable que los abogados de las licenciantes te encuentren y emitan un “extrañamiento” por el inadecuado uso de sus propiedades intelectuales. En la mayoría de los casos, el asunto no pasa de ahí, en el que a través de una carta se le pide a los que están usando “sin dolo” las propiedades de estos estudios, a que se abstengan de hacerlo…ya después si reinciden, entonces ya hay dolo en su acción y eso se castiga de acuerdo con las leyes en la materia, siendo en muchos de los casos excesivas por así considerar la afectación los propietarios de los conceptos.

Escenario D)
Quieres hacer las cosas bien, te acercas a las oficinas del Licenciante, le explicas lo que quieres hacer, les dices que tienes una o dos tiendas de productos oficiales en las plazas de mayor afluencia del país, les dices que quieres tener imágenes oficiales para poder destacar su imagen y distribuir de mucho mejor manera  los productos autorizados, te dicen que analizarán el caso, internamente ven que no pueden sacarte miles de dólares al año por usar los personajes, desestiman tu petición, jamás te informan, mueres de viejo, jamás supiste qué pasó.

Esos son básicamente los casos que pueden ocurrir respecto a este tema que es recurrente en mi correo y que el día de hoy quise exponer en este posteo, esperando que muchos de ustedes lo encuentren útil y que mejor busquen una propiedad mexicana que probablemente no tenga el mismo nivel de “awareness” que las extranjeras de primer nivel, pero no por eso no tendrán la calidad y la maduración gráfica que podrían hacer que tu negocio destaque de los demás.

Gracias por leerme una vez más, espero encontrarlos muy pronto, cuando regresemos al objetivo de este sitio, que es hacerles llegar información interesante, relevante y clara de lo que sucede adentro de las paredes del castillo del Licensing en México.

¡Hasta pronto!

Antonio Mendoza





No hay comentarios:

Publicar un comentario