30 de julio de 2014

Piratería legal de Disney

La semana anterior se anunció que Disney le “entraría” a la piratería a través de la comercialización de sus productos oficiales en mercados “alternativos”. Para entender mejor el tema vamos a parafrasear lo anterior para que quede un poco más claro…
  
Disney anunció que permitirá a sus licenciatarios, la producción de una línea diferente de artículos oficiales, pero con precio y calidad menor que en los canales de autoservicios, departamentales y especializados, para su comercializarlos en el mercado informal (tianguis, distribuidores, mayoristas).

¿Quedó más claro? Se trata de una estrategia comandada por el vicepresidente Senior de The Walt Disney Company México, con la ayuda de una fuerza de ventas especializada, que pretende llegar a todos esos distribuidores de piratería para tratar de “convertirlos” a la legalidad con precios no necesariamente bajos, pero si “accesibles” para que ofrezcan productos oficiales en vez de apócrifos.

En este tema hay que recordar que en el pasado se han realizado campañas anti piratería, por parte de estudios internacionales (solos o con ayuda del gobierno) para tratar de erradicar este mal, sin que al día de hoy exista una batalla ganada en este frente, y es que los intereses del mercado negro, grupos de piratas o mafias (como quieran llamarles) no son menores, por lo que he sabido que en el más álgido de los casos, ha llegado a haber amenazas, violencia y hasta lamentables pérdidas humanas en  los operativos que se han realizado para el decomiso de mercancía, desmantelamiento de talleres o laboratorios y algunos otras actividades en las que definitivamente no convienen a las propiedades (por su prestigio) verse involucrados públicamente, en esta clase de acciones.


¿Entonces de qué se trata? Desde mi punto de vista de una acción valiente, arriesgada, pero natural para poder obtener un “poquito” más de los mercados que se han desatendido históricamente. Me parece que el equipo especial de Disney, tendrá que ser muy cauto, diplomático y muy resistente a los embates que implicará acercarse a este nicho, en el que por sus características muy puntuales, no se da la lealtad, la diligencia del buen comerciante o los tratos formales… Pero de lo perdido lo ganado, la piratería se trata de un tema muy serio para los grandes estudios, ya que en el caso de las propiedades HOT, existen incluso más artículos apócrifos en el mercado que legales. El reto será que los comerciantes acepten vender estos productos oficiales, subiendo el precio y bajando sus ganancias respecto a los artículos que no tienen ninguna carga por concepto de mínimos garantizados, porcentajes de regalías, de publicidad y/o cualquier otro que tenga que pagarse al licenciante por los diferentes conceptos que se estipulan por contrato. ¿Y si los comerciantes se niegan? ¿Mandarán a un abogado para pedirles a fuerza de cartas, que cesen de vender dichos artículos apócrifos so pena de acciones legales? ¿Se atreverían a patear el avispero desde adentro con el peligro que eso supondría? Parece una tarea difícil, pero loable. Habrá que revisar de cerca los mercados “alternativos” (por llamarles de algún modo políticamente correcto) para ver qué tal funciona la estrategia de Disney y en caso de hacerlo, seguramente el resto de los licenciantes no tardarán en hacer algo similar.

Me parece que otro frente para enfrentar este problema podría ser por conducto de la PROMARCA, que teniendo una cantidad importante de socios, con el tema de la piratería dentro de su agenda y sobre el que incluso se ha sentado en la mesa con las autoridades para pedirles que eviten que este fenómeno siga sucediendo en México, podría emprender una acción similar a la de Disney, algo con lo que seguramente sus agremiados estarían muy contentos y ellos demostrarían su liderazgo en la industria y su interés por hacer que las cosas sucedan.


¿Qué sigue en este tema? Si todo sale bien con este plan, se podría retomar el tema del desarrollo de una red de licenciatarios “Estaño”,“Bronce”, “Plata” que serían más pequeños, con limitantes geográficas de distribución, pero con gran cobertura en su área, carencias en su infraestructura, un reto enorme de cultura, de seriedad, de compromiso y una administración de clientes de proporciones titánicas, pero que sin duda podrían dar (por volumen), el equivalente a cualquiera de los licenciatarios más grandes que existan en el mercado mexicano produciendo el mejor artículo, con la licencia más hot.

¿Llegaremos a ver esto? Yo espero que sí.

Nos leemos en la próxima ocasión en este el único sitio de las licencias en México.

Saludos.

Antonio Mendoza
@Licensingmx





22 de julio de 2014

Playeras con licencia

No existe una semana en la que no me llegue un correo de alguna persona que quieren hacer este producto con propiedades conocidas, así que esto me indica que es necesario volver a escribir de este asunto en el blog de las licencias en México, para que todos estén al día con el tema y no los agarren desprevenidos.

¿Por qué la gente pregunta por licencias de playeras? A mi consideración debe ser mayormente por dos factores.

El primero es Máscara de látex y su innegable, controvertido y cuestionado (por más de alguno) éxito en los últimos tiempos.

No es un secreto que este personaje ha abierto una nueva forma de comercializar los productos de diario, aprovechándose de lo trendy y apalancándose de las licencias de personajes en el mercado, de las que (el mismo ha demostrado) tiene las propiedades de Warner para su explotación. Algunos dicen que es una persona como el resto, algunos otros han llegado a decir que detrás de él existe un judío poderoso (estereotipo de la industria textil) que está llevando a este tuitstar a los cuernos de la luna.

El segundo obedece a fenómeno que se ha venido dando desde hace algún tiempo combinado con el hecho de que se trata del producto “más vistoso”, que más fácil se puede producir y el más atractivo para algunos sectores de la población.

Todos los jóvenes creativos de México han caído en la tentación de importar playeras de Threadless, así como de entrar en concursos de sus versiones mexicanas. Todos quieren obtener el reconocimiento a través de la explotación de sus ilustraciones, aun cuando estas mismas hagan referencia (en la mayoría de los casos) de la propiedad de un tercero. Así que ante el éxito, la injusticia o el mero sentimiento de ¿Cómo no se me ocurrió a mi antes? Muchos inician el camino de querer hacer sus propias playeras y ya estando ahí, entra la tentación de hacer playeras con licencia.

Ahora… Todo está bien, el tema es loable (tener una propiedad por los medios legales), habla bien de los emprendedores del país, pero ¿En dónde termina su sueño?

Como ya lo he mencionado en otros posts, un licenciante con propiedades consolidadas en el mercado, normalmente tiene que darle cuentas al estudio internacional o headquarters, por lo que no es raro que la empresa propietaria de las licencias que tú quieras obtener, ponga un costo por el programa de licencia en sus territorios. Es decir, si Dreamworks (por ejemplo) tiene el estreno de una película para el verano del 2015, le va a decir a su oficina de México, que lo que tienen que hacer para ese lanzamiento es generar un programa de licencias de (por poner una cifra) $350,000 USD, de este modo, son los ejecutivos (con previa aprobación de los headquarters) quiénes buscaran llegar a esa meta a través de la celebración de los contratos que en suma den esos $350,000 USD. Con la menor cantidad de contratos posibles ¿por qué con la menor cantidad de contratos posibles?

1.- Porque los mínimos garantizados “grandes” cubrirían el presupuesto más fácilmente. En este ejemplo, con 10 contratos de $35,000 USD cubrirías el presupuesto)

2.-Porque todos los licenciatarios deberán sumarse al esfuerzo de tener producto en el mercado en las mismas fechas, en los canales de distribución más importantes.

3.- Porque cada ejecutivo es responsable de dar seguimiento a sus propios licenciatarios, asegurándose que todos vayan bien en su fabricación, importación, comercialización, obligaciones, etc.

Partiendo de lo anterior, la pregunta que sigue sin responderse es… ¿por qué no me dan la propiedad a mí? Estos podrían ser los motivos…

A)     Porque no vas a pagar los $35,000 USD que cuesta esta propiedad en promedio.

B)      Porque no tienes la infraestructura para producir la cantidad suficiente de mercancía para cubrir una zona geográfica (todo el país)

C)      Porque tus canales comerciales no son los que ellos están buscando cubrir, probablemente tu vendes mil playeras al mes de todos los monos que tu comercializas (y eso está muy bien para ti), pero ellos para cubrir sus cuotas con cantidades mucho mayores y en canales diferentes a los informales.

D)     Porque tu empresa no tiene la estructura para trabajar con estudio de estas características (Equipo de diseño, almacenes, áreas de producción, etc)

E)      Porque aunque cubras A,B, C y D no te conocen y creen que eso podría poner en riesgo la categoría.
NO obstante lo anterior, existen formas para hacerlo posible (pregúntenle a Máscara de Latex) que no voy a detallar aquí porque preferiría que me escribieras un correo y me dijeras en qué estás pensando cuando buscas Playeras y Licencias en los buscadores de Internet. Estoy seguro (por ejemplo) que si el último que me preguntó por este tema (que era del norte del país), me hubiera dado santo y seña de quien era y no hubiera tenido que investigarlo yo, estaría en las condiciones de competir con Máscara de Latex con propiedades legales y con pequeñas producciones.

¿Sigues buscando el hilo negro? Escríbeme y deshilvanemos la madeja juntos, no necesitamos mucho…

Nos leemos la próxima semana.

Saludos.

Antonio M.

TW: @licensingmx @Tony_mendoz


15 de julio de 2014

¿Qué sigue?


Como ya lo hemos comentado con anterioridad aquí, el 2014 ha sido “anormal” en términos del fenómeno de la copa mundial de futbol, ya que se quiera o no, acapara dos o tres meses del año en lo que tiene que ver con su preparación, celebración y comercialización. El mundial es el foco durante este tiempo y realmente “no hay cabeza” para otra cosa. Eso me quedó muy claro en la Expo Licensing de las Vegas, en donde en el desarrollo del evento, no faltó el ejecutivo de cualquier parte del mundo que preguntó si había algún plan para ver los partidos yo se organizaron para poder verlo en vivo… y es que ¿Quién de la industria, por anti futbolista que sea se perdería uno de los partidos de la selección que representa a su país? No se trata de un sentimiento de patriotismo en muchos de los casos, si no el ver como una de las marcas más importantes de los respectivos países (la marca que vende al país mismo) se comporta en la cancha. En muchos casos, el ejecutivo de la industria que asiste a esta clase de eventos, sabe que está más en juego en la cancha que una copa del mundo, hay toda una industria y un programa de licencia fincado en los resultados de esos encuentros.

Finalmente, recordar (como se mencionaba anteriormente) que después del Licensing Show en las Vegas y el Mundial de Futbol, ya no hay otro evento trascendente o importante en nuestra industria hasta (Guardando con mucho la distancia) la Expo Licencias y Marcas que este año se llevará a cabo en Octubre y por primera vez en el WTC de la ciudad de México y en la que podremos encontrar básicamente lo mismo de los años anteriores en términos de expositores, temas y visitantes.

¿Entonces qué sigue? De aquí a que llegue la mencionada Expo, hay un gap importante para empezar a visitar a los licenciatarios y a las empresas que podrían convertirse a la postre en potenciales licenciatarios, este es un buen momento para recobrar las negociaciones (o iniciarlas) y determinar qué es lo que se puede hacer (dependiendo de la industria del licenciatario) para navidad, san Valentín y la colección primavera-verano del 2015 para los que se dedican a la confección de ropa.

¡Hay que aprovechar! (Solo no atosiguen a los que tienen su pico estacional en el Back To School) empiecen a hacer llamadas, a visitar prospectos, a cerrar cosas nuevas. Este es el espacio que tiene el año destinado para este efecto, de no hacerlo, llegará el fin de año y con él, toda la inactividad relacionada con esas temporada. Y ustedes licenciatarios, no se duerman en sus laureles, reciban las iniciativas mexicanas, revísenlas, critíquenlas y tengan la responsabilidad de tomar en cuenta el esfuerzo, el talento y la calidad de lo que les muestran por delante más allá de revisar si la propiedad que tienen por delante tiene millones de fans en Facebook, cientos de miles de reproducciones en YouTube o una película que se estrene en este verano. ¡Apoyen! Concedan una pequeña línea a las nuevas iniciativas de los mexicanos que como ustedes, están buscando empezar en la industria y generar nuevas cosas, nuevos conceptos y nuevos fenómenos comerciales (tan necesarios) en los canales formales del país.

Gracias como siempre por leerme de nuevo, los espero la siguiente semana en este espacio, con otro tema de esta apasionante industria, en el que poco a poco podrás conocer todo lo que siempre quisiste saber, pero que nadie había querido decirte...Así, de manera gratuita, desinteresada, sin trucos y sin rebotes.

Saludos cordiales.

Antonio Mendoza.

Twitter: @licensingmx @tony_mendoz 

9 de julio de 2014

Licensing en México Julio 2014

Saber en dónde se encuentran los licenciatarios de México es relativamente fácil. Se trata de un ejercicio en el que tienes que visitar los canales de distribución formales, informales, especializados y de nicho que sean de tu interés para poder ubicarlos. Normalmente puedes darte cuenta de manera relativamente fácil checando las etiquetas, aunque en algunos casos las razones sociales pueden ser diferentes y tratarse de una misma empresa o bien puede tratarse de un desarrollo “private label” en el que no aparezca el nombre de la empresa que lo desarrolló.

En la actualidad es MUY común que la gente use celulares todo el tiempo y a diferencia de hace algunos años, la gente puede (mayormente sin problema) tomar el producto del anaquel, voltearlo y sacarle una foto para quedarse con el dato sin que esto signifique que la cadena comercial se volverá loquita.

 Ahora bien ¿qué es lo que está sucediendo actualmente en el mercado mexicano? Lo que he percibido de manera personal, es que si bien los 250 licenciatarios de México siguen haciendo sus productos, hay muy poca contundencia en lo que se refiere a un programa de licencia fortalecido para una propiedad en específico, es decir, podemos encontrar una mochila de “Bajo Terra” de ATM Packs y ningún otro artículo de la propiedad… o en su intento de hacerse “Evergreens” un trapper o un muñeco de los Minions cuya ventana “ya paso” y no más. El tema es que salvo un “Cómo entrenar a tu dragón 2” o “Transformers 4” que tienen la inercia comercial tradicional de una película de alto presupuesto de USA que se estrena en verano y la artillería apuntada a un periodo o ventana muy específica de tiempo (precisamente el verano), no hay contundencia por parte de nadie. Si acaso una línea nutrida de artículos de papelería para el Back To School 2014 por parte (mayormente) por Lucky Clover para la propiedad “Hora de Aventura” de Cartoon Network.

¿Entonces qué está pasando allá afuera? Lo que sucede es que el mercado no ha recibido “The next big thing” de mexicanos para mexicanos… Ese Burundis, Gusanito, Huevo Cartoon o Distroller de la década pasada que nadie ha podido repetir en los primeros 4 años de los 10’s ¿por qué? Probablemente se deba (y esto es sólo una suposición) a la contracción del mercado derivado de especulaciones respecto a la estabilidad de nuestro país. Digo, no soy economista, pero están de acuerdo en que en algo tiene que influir y que en los últimos años más de una decena de empresas/empresarios con los que he hablado lo tiene como su discurso para explicar su situación en ese momento y el por qué no están haciendo más cosas.

El mercado siempre está expectante y aunque no avisa, está receptivo a ser inundado con lo que sigue. En una sociedad consumista como la nuestra, cualquier iniciativa que llegue al mercado, bien desarrollada, con una imagen atractiva, tendría que venderse y no ver su destino final en un anaquel de Waldo’s.

Tanto si eres empresario, como si eres emprendedor en el modelo del licenciamiento de marcas… ¡Estamos en un gran momento! Tu puedes hacer la diferencia, tu puedes “arriesgarte” y ser parte del fenómeno de “The next big thing” en la industria de las licencias en México. ¿Qué esperas? Saca lo que tienes escondido y llega a la mayor cantidad de personas. Enamóralos con lo que tienes para ellos, ve por tu pedazo de pastel, escribe tu nombre en la industria…El mercado está puesto. ¿Qué estás haciendo tu para llegar a el?

Nos leemos en la siguiente ocasión.

Saludos.

Antonio Mendoza

2 de julio de 2014

La selección mexicana.

Como ya antes lo había referido en una etapa muy troll que tuve (y no les voy a decir “se los dije” porque me queda claro que la herida aún está abierta), el tema de la propiedad de la selección mexicana vuelve a cobrar triste relevancia en estos días. La selección debería tener un programa de licencias "evergreen" sin importar si se trata de un año mundialista o no, ya que se trata de una identidad que cobija a todos los mexicanos que gustan de este deporte (que seamos claros, son muchos).

¿Qué es lo que está pasando con ella (como propiedad) después de su participación en este mundial? Lo mismo que antes de irse a Brasil, lo mismo de otros mundiales. ¡No está pasando nada! (en términos de construcción de marca).  La diferencia de esta ocasión  respecto a las anteriores, son los medios, las redes sociales, la madurez de la audiencia. ¿Eso hace la diferencia? Si, por que si no quiere perder followers y deals de en picada en los próximos meses, me parece que la propiedad tendrá que vender la idea del ahora si ya casi (como siempre, aunque ahora podrían firmarlo con sangre) la idea de que de no esperar nada del equipo que fue a representarnos, el resultado fue “muy bueno” viéndolo desde el punto de vista positivo y tendrá que hacerlo, desde una perspectiva muy inteligente, ya que el nuevo consumidor de este producto, siempre pone por delante el corazón, pero no es tonto, ya tiene demasiadas herramientas para determinar si le están viendo la cara y podría darse cuenta que le estan vendiendo espejitos, aunque la esperanza muere al último.

¿Qué se puede rescatar? A mi me parece que el Piojo que podría ser el protagonista, ya lo fue en semanas pasadas a proposito del mundial, ese podría ser EL personaje, la viñeta, el mexicano del FUA, el apasionado, el aguerrido, la figura que podría llevarnos hasta la obtención de ese tan anhelado trofeo en Rusia 2018. Sobre eso se podría construir el programa de licencias en adelante, si el timonel sigue estando en su lugar.

¿Qué más se puede hacer? Pues eso, vender la idea de los héroes nacionales, de la injusticia, de cómo los mexicanos siempre prevalecen sobre las cosas malas. 

No es otra cosa que Story Telling bien llevado, que para eso los promotores se pintan solos...

¿Podrán hacerlo? ¡Sin duda! si es que ya están trabajando en ello. ¡Vamos! Los creativos de cualquier propiedad no son tontos, conocen el mercado, su comportamiento, su temperatura y todo lo que tiene que ver con la manera de comercializarlo. ¡Para eso les pagan!

A mí me parece que una selección renovada, “resurgida de las cenizas” que se va a preparar con todo para el 2018, se antoja lejana, pero realizable... Finalmente ¿Qué otra cosa les queda?

Gracias por leerme una semana más.

Hasta pronto

Antonio Mendoza
@licensingmx