26 de marzo de 2014

¿Cuál es el valor del pastel del Licensing en México?

¿Qué tan dispuestos estarían en hacer una licencia colectiva? ¿Qué les parecería hacer algo (como se ha hecho en otras incipientes industrias), en donde se reúnen muchos creativos con diferentes niveles/áreas de expertise y hacen que algo suceda?

El día de hoy estoy pensando en esta opción como una posibilidad para estar en el mercado con una propiedad 100% mexicana, sin que exista de por medio el riesgo de invertir en una propiedad o proyecto de uno mismo uno, dos, tres o más años y meterle todo el corazón pero con poco resultado.

Mi propuesta inicial implica desarrollar un concepto cada trimestre del año y ofrecerlo de manera simultánea a todos los licenciatarios de México y hacerlo crecer a partir del concepto mismo, no de su ancla o de sus esfuerzos en determinada industria como un videojuego, una animación, un comic, un evento, etc. Ya hay en el mercado algunas propiedades que empezaron así (Pocas en realidad) pero que tienen su pequeño programa de licencia establecido y algunos artículos en el mercado.

¿Por qué no meter todos los elementos debajo de un paraguas? ¿Qué se necesita?

Un equipo creativo que tenga la capacidad de realizar una inversión mínima, conformado por…


*Un Project Manager.
*Dos ilustradores.
*Dos diseñadores.
*Un administrador general.
*Un comercial/RRPP


Este solo equipo tendría la oportunidad de llegar en 4 ocasiones al año, a la mesa en la que toman las decisiones los 400 licenciatarios de México, con la siguiente consigna:

Tanto va el cántaro al agua…

Ya sea que el licenciatario necesite algo muy puntual, que le guste gráficamente, que le cubra una necesidad o simplemente que crea en el potencial de la propiedad, podemos empezar a hacer camino bajo un concepto conjunto.

La propuesta continúa de la siguiente manera…

Armemos de 1 a 5 equipos, saquemos la misma cantidad de propiedades (que de equipos) al trimestre y enviémoslas a los licenciatarios. Podríamos atacar en cantidad a los grandes de la industria, multiplicando las oportunidades de que sean tomadas e iniciar un camino en la industria bajo un solo concepto.

¿Quién es el propietario? ¿Quién es el operador? ¿Cómo se legisla esto? Demos tiempo al tiempo, yo podría trabajar en un machote de contrato para legislar todo lo anterior y revisar los pormenores de las cosas que podrían ocurrir en el desarrollo de la actividad para que sea un proyecto redondo, en el que exista mucho que ganar, pero poco o nada que perder.

¿De qué tamaño es el pastel? Lo pondré de este modo…Si obtenemos sólo el 1% de lo que se ingresó por concepto de ventas con imágenes de una propiedad intelectual en las tiendas de la ANTAD durante el 2013, estaríamos hablando de un proyecto que al año vale $1,750,000 pesos por concepto de regalías.

Ese es el valor del mercado de las licencias para el equipo que se organice y decida ir a tomarlo.

¿Qué les parece? ¿Alguien se anima? Vamos viendo quiénes se anotan y bajo qué perfil se anotan para buscar armar el proyecto y determinar la viabilidad de llevarlo a cabo.

A mí me suena MUY LÓGICO y realizable…

Antonio Mendoza


24 de marzo de 2014

La Casa del Mostro “El Ombligo de la luna”

El día de hoy 24 de Marzo del 2014, La casa del Mostro estrena el primer episodio de su serie animada, se trata de “El ombligo de la Luna” y está disponible a partir de la 10:30 A.M. (Hora del centro de México). Se trata sin duda del resultado del esfuerzo de Xolotl y Asociados que ha iniciado hace 4 años (sólo para este proyecto), que ha crecido y sido posible con el apoyo de la gente que contribuyó en Fondeadora y finalmente veremos este episodio el día de hoy.




Particularmente creo (Ya tuve la suerte de verlo con anterioridad) que el resultado es MUY BUENO. De inmediato se nota el trabajo profesional de las personas que dieron voz a los personajes, podemos apreciar unos personajes muy maduros gráficamente, con unas características y una forma de desenvolverse muy ad hoc a su perfil (por lo menos yo siempre me los imagine así), un humor muy característico de la Casa del Mostro, una musicalización sabrosona y una excelente animación. Parece que el caldo está listo, servido y con todos los ingredientes que debió llevar. Se trata de un “platillo” que está hecho para deleitarse.



Mucho éxito a la Casa del Mostro, de Ángel Barba y los hermanos Francisco y Jacobo Moreno en este nuevo proyecto que hoy encuentra la luz, espero con mucho ahínco que el público lo ponga muy en alto y eso los motive a seguir sacando nuevos episodios en los que exploten el potencial de todos los personajes y que los empresarios mexicanos con visión, encuentren en este esfuerzo, un ancla importante para acercarse a una propiedad mexicana, que tiene muchas capas en su concepto que se pueden explotar.

Aquí les dejo la liga para que lo disfruten: El Ombligo de la Luna

Nos leemos pronto.

Antonio Mendoza



19 de marzo de 2014

Los Hermanos Piñatero (Pepe y Toño versión piñatas)

El otro día tuve la oportunidad de asistir a una fiesta infantil y me di cuenta de que una de las piñatas que se iban a utilizar, era un producto oficial. Se trataba de una especie de tambor, en el que en ambos lados, tenía una imagen de los Avengers. Se trata de un artículo de Granmark, la empresa regiomontana que tiene muchos años siendo licenciataria de una gran cantidad de propiedades.

No se trata de una novedad, ya con anterioridad la gente de Sagui (Que también está en Monterrey) había hecho algo similar. No obstante lo anterior, el hecho constituye un avance en el buen ánimo de las propiedades para llegar con productos que puedan ser vendidos de manera regulada en los distintos canales de distribución ya que el mercado los demanda.

Granmark es un buen caso de estudio. Se trata de una empresa que atiende de manera exitosa los canales nacionales (tiendas de autoservicios, especializadas, etc) así como los canales de distribuidores y mayoristas de las industrias en las que tiene productos, de tal suerte que es muy probable que sin importar el lugar de la República Mexicana en el que vivas, si vas a una papelería, una dulcería o una tienda de regalos, encontrarás algunos de los productos de su línea, lo que lo convierte en uno de los licenciatarios de México que todas las propiedades quisieran tener como socio comercial.

Regresando al tema de las piñatas, el que Disney/Marvel haya permitido que este producto estuviera dentro de la línea de los productos de Granmark, es como decía con anterioridad un “arriesgue” por parte del licenciante para tener presencia en un producto que tradicionalmente ha sido satanizado, pues el 99% del mismo se trata de piratería que normalmente actúa en demérito de las propiedades o los personajes de moda de los que todos los niños quieren sus fiestas.

¿Qué pasó particularmente en la fiesta en la que fui? Pues que de las tres piñatas que adquirieron, dos eran piratas y una era original. Eso quiere decir que para efectos de ese evento, Disney/Marvel a través de Granmark, obtuvo un 33% de recuperación por concepto de regalías de lo que originalmente tuvo que haber obtenido… ¡Nada mal! Obviamente obtuvo sólo esa cantidad porque las otras dos piñatas, eran de las figuras de Thor y de Iron Man de las que no quedaba duda eran apócrifas, puesto que ninguna propiedad ha otorgado una licencia para hacer piñatas con las figuras de los personajes, dado que por su producción artesanal, estas terminan siendo más bien una muy mala copia de los personajes originales que podrían ir en detrimento de la propiedad o bien en las que no cabría la forma de poner que se trata de un artículo original por lo alejado del resultado final a sus personajes.

Al final, hay que rescatar que lo que la gente busca es tener en su fiesta, piñatas con las figuras de sus personajes favoritos, no tambores o cualquier otra figura geométrica en la que se pegue un cromo de los mismos. Se trata de un gusto muy mexicano e inexplicable (querer destruir la figura de nuestros ídolos) en una fiesta infantil. Estas expresiones han sido consumidas históricamente, sin que esto signifique que las personas que las compran sientan que están haciendo un mal al comprar un producto apocrifo, simplemente porque no existen otras opciones.

¿Qué se necesita? Desarrollar productores de este artículo con la calidad suficiente para que los licenciantes los tomen en cuenta como una opción, para desarrollar una línea de piñatas que esté a la altura de cualquier propiedad, sin que esto signifique que el costo se dispare a niveles en los que no sea accesible para la gente.
Finalmente se trata de un artículo que se vendería básicamente en México, pero que al día de hoy no le está dando a ganar a nadie que no sean los productores y tal vez por cada una de las piñatas que venda Granmark, se venderán 1,000 más apócrifas.

Siempre que termino de hacer uno de estos posts, me queda la sensación de que en la industria de las licencias en México hay cientos de oportunidades de negocios listas para ser tomadas y desarrolladas como negocios potenciales.

¿Quién se anima a hacerse el piñatero de las licencias en México?

Saludos cordiales

Antonio Mendoza

licensingmexico@gmail,com

14 de marzo de 2014

Serie "La casa del Mostro" ¡Poua!

El día de hoy en la Fan Page de “La casa del Mostro” publicaron el link a una novedad en lo que tiene que ver con más reciente proyecto.

Publicaron un video con la canción y la animación del intro de la serie animada.



¡Realmente quedo muy bien! ¡Enhorabuena a toda la gente involucrada en el proyecto!, se nota a leguas que están haciendo las cosas con mucha calidad y que le están metiendo mucho empeño.

Sin duda alguna, la serie animada de este gran concepto mexicano, constituirá un ancla importante para construir sobre ella un programa de licencia solido.

Te invitamos a seguir “La casa del Mostro” en Facebook  https://www.facebook.com/La.Casa.del.Mostro

Y a ver el intro de su serie animada aquí… http://youtu.be/jKg2IeqWSoQ

¡Apoya el talento mexicano!

Nos leemos pronto.

Antonio Mendoza


12 de marzo de 2014

Aparta tu nombre; Ahorra; Regístralo

Hace un par de días estaba leyendo en las noticias que al paso que vamos, el IMPI no estará en posibilidad de otorgar nuevos nombres a empresas en un plazo de 5 años, ya que actualmente se están presentando arriba del 100 mil solicitudes anuales, de las cuales el 75% fueron aprobadas, (no sin haber tenido problemas en el proceso), pero cerca de 25,000 solicitudes fueron denegadas al buscar obtener un nombre comercial para su proyecto, que ya existe en el mercado. El asunto es tal, que no importa si los giros de ambas empresas son muy diferentes, el hecho de que fonéticamente ambas empresas suenen igual, y ese es el argumento que tiene la autoridad para no autorizarte el uso de un nombre.

Se prevé que en un futuro cercano, el porcentaje de marcas rechazadas se incremente a niveles nunca antes vistos… Imaginen, el día que el 50% sean rechazados, va a ser un auténtico “volado” en el que la autoridad va a determinar si puedes o no usar el nombre que le pusiste a tu concepto. Se prevé entonces que en ese tiempo se tenga que recurrir al uso de abogados especialistas (que no son nada baratos) para intentar desahogar lo que sea necesario con la finalidad de hacer que el IMPI vuelva a considerar el otorgarte el nombre en base a algunas argucias que estos especialistas tienen para hacer una diferenciación que permita a ambas empresas “convivir” en el mercado.

Así que ya lo sabes, cada día que pasa, existen 275 posibilidades de que el nombre que tienes para tu concepto sea elegido por alguien más y esté en proceso de registro.

Si soy un pequeño emprendedor… ¿Qué hacer en caso de que me nieguen el nombre y no pueda contratar un abogado especialista?

La respuesta/recomendación es sencilla, vas a tener que cambiarlos….Así que piensa en el plan B y el plan C y hazte a la idea de que es MUY probable que te reboten el nombre que habías elegido originalmente.
¿Por qué cambiarlos?

Seamos honestos, el proceso de registro tiene un costo que normalmente no excede los $3,000 pesos, pero que para los pequeños emprendedores significa un gran esfuerzo. Se trata de meterle dinero a donde lo único que tenemos metido es el corazón, sin que esto signifique (siendo además realistas) que llegue el momento en el que vayamos a recuperarlo… Se trata de una inversión riesgosa, especialmente si tienes un nuevo proyecto en la cabeza cada 15 días ¡No habría dinero suficiente para que registres todo lo que quisieras!

Así que la recomendación es que pienses muy bien en el concepto, dale un nombre (y un par de backup) y no te encariñes mucho, ya que existe la posibilidad de que la autoridad te lo quite sin decir agua va.

Nos leemos pronto.

¡Saludos cordiales!


Antonio Mendoza 

7 de marzo de 2014

Nuevos Licenciatarios

Últimamente he estado revisando los canales de distribución y me doy cuenta que existen nuevos actores / licenciatarios en los anaqueles de las cadenas comerciales o de los pequeños comercios (tiendas especializadas). ¿Cómo los identificas? ¡Muy fácil! Son aquellos que tienen productos con licencias medianas o pequeñas. Parece que esa es una condición para aquellos que están entrando al pool de licenciatarios en México y eso me da gusto.

No es que una empresa tenga que “foguearse” haciendo productos de propiedades que van iniciando, pero si el Licenciante aprovecha la oportunidad y el mercado los recibe bien, podrían iniciar una relación comercial duradera, que ayude a construir un programa de licencias sólido y contundente.

Eventualmente, estas empresas empiezan a migrar a licencias internacionales o más grandes y se convierten en un miembro consolidado del pool de licenciatarios en México, cuyo objetivo parece ser siempre el mismo. Comprar tantas licencias les sea posible, para hacer la mayor línea de artículos posible y venderlos en el menor tiempo posible… Y eso se vale y es perfectamente normal, ya que para eso es que ellos están en dichas empresas, sin embargo para el pequeño Licenciante en vías de crecimiento, eso puede significar el ser usado en la “curva de aprendizaje” de la empresa del licenciatario y después ser botado al haber encontrado una veta más grande.

Tendrá que ver con el timing, la oportunidad y el talento de este pequeño licenciatario el permanecer dentro de la línea definitiva del licenciatario. Hay que cultivar una excelente relación con tu socio comercial, identificar sus áreas de oportunidad y ser proactivo para ayudarle a construir una historia de éxito. No se vale cerrar el contrato, pasarle el arte y regresar una semana antes de que se termine la vigencia para entonces revisar (en donde ya no se puede hacer nada) que acciones tomar al respecto.

Lo anterior es de vital importancia si se quiere tener un programa de licencias exitoso. ¿Te das cuenta? Tener un concepto interesante, una buena historia y un diseño increíble es importante, pero no es lo único que se necesita para poder triunfar en la industria, hay que estar preparados en muchas áreas para tener una experiencia virtuosa y satisfactoria para ti y tus licenciatarios.

Si tú tienes una empresa que quiere licenciar, mi primer recomendación es que inviertas en una pequeña propiedad SERIA y que de ellos obtengas ese expertise y colmillo que necesitarás para poder negociar con los grandes en algunos años, sólo te pido una cosa… ADOPTA una iniciativa mexicana, abrázala, protégela y trabaja con ella mucho tiempo. Sin duda no te dará el dinero que te da una propiedad internacional, pero tampoco le perderás con ella. De este modo incentivas al desarrollo de los pequeños estudios, a las mentes brillantes y a la gente comprometida con sus proyectos y el día de mañana multiplicarás tus oportunidades de negocio con más y nuevos licenciantes mexicanos.

Nos leemos pronto…

¡Saludos!

 Antonio M.



4 de marzo de 2014

México Lindo


Recién pasado el día de la bandera, tengo que hacer un ejercicio de patriotismo y prometerle a mi país, que seguiré buscando construir (desde mi trinchera), todo lo que sea necesario para que la industria del Licensing en México tenga actores mexicanos, que las propiedades sean hechas por mexicanos y que la derrama económica quede en México… En otras palabras, necesitamos que la industria del licensing florezca en México.  ¿A poco no sería interesante que todos los mexicanos nos uniéramos bajo una identidad, fuera de los símbolos patrios, los equipos de futbol o la polarización política que estamos viviendo en los últimos tiempos? Eso serviría mucho. Justo hace un par de días, me tocó ver una interesante Fan Page de Facebook, de una iniciativa llamada México Lindo, una serie de personajes que en mi experiencia, han logrado posicionarse bastante bien dentro de las redes sociales en poco tiempo. ¿De qué se trata? En México lindo, existen estos personajes, que representan diferentes regiones del país, mismos que conjuntados con otros elementos (que son innegables iconos representativos de México) y el uso de una muy buena creatividad, dan como resultado posts que invitan a dar like, comentar y compartir la idea con los amigos en dicha red social.



Después de ver la fan page por un rato, me atrevo a decir que el concepto ha sido realizado por profesionales, ya que cada uno de los diseños que he visto, ha sido cuidado (con lo que a mí me parece que es) una afortunada atención al detalle para lograr con cada entrega, un contenido de mucha calidad. ¡Créanme! Además de estar en la industria del Licensing, llevo 2 años trabajando en temas de Social media y no es tan fácil que el contenido sea siempre 100% “brandeado” ya que es más costoso, implica más producción, más creatividad y sobre todo más tiempo, mismo que no le dedicas a un proyecto que no quieres que funcione, así que mis respetos para quienes estén detrás de este concepto.


¿Estrategia? Me parece que sí, estoy convencido que a pesar de que no lo dice en ningún lugar, se trata de un concepto que está creado para ser una licencia, ya que cuenta con todas las características necesarias que una buena propiedad debe tener. Su fan page refiere en la pestaña de info “México Lindo y todos sus personajes y elementos son marcas registradas de Lunch Media. Todos los derechos reservados”.  Al entrar al sitio web que aparece en la info, no hay mucho que ver, sólo un personaje azul y un número telefónico (lo que me intriga un poco más). Sólo espero que publicar esta entrada en el único blog de las licencias, no revele una sorpresa o estropee algún plan que ellos tuvieran preparado para otro momento. Escribí todo lo anterior, porque me parece que México Lindo podría llegar a convertirse en una licencia mexicana exitosa. Ya hace falta una ¿no? ¿Cuál fue la última?


A partir de conocerlos (en su fan page y sitio web), tengo ahora la inquietud de contactarlos, para platicar con ellos y saber un poquito más acerca de su proyecto ¿Cómo lo tienen visualizado? ¿Hacia dónde quieren llegar? Creo que vale la pena prestarle atención ya que con un concepto tan maduro gráficamente hablando, una temática noble, incluyente, comercial y afín a los habitantes de este país, Lo único que faltaría es comprobar que se trata de una propiedad y revisar si el proyecto tiene ya una buena estructura que soporte un programa de licencias (Registros, reservas, una empresa legalmente constituida) y una buena ejecución para que México Lindo se convierta en un proyecto que se convierta en uno de los actores de la industria del Licensing en México…


Pero eso, sólo el tiempo lo dirá.

Les dejo la Fan page para que le echen un ojo y con gusto me encantaría recibir sus comentarios. https://www.facebook.com/UnMexicoLindo

¡Hasta la próxima! Nos leemos pronto.

Antonio Mendoza R.