27 de febrero de 2014

Tiendas de Disfraces

Creo que el tema que han sufrido todos aquellos que han tenido que ver con la industria de las licencias en México es el de los disfraces. Y es que salvo Ruz que ha hecho algunos muy comerciales esfuerzos por tener algo oficial en el mercado (podría ser oficial, más eso no implica que sea decente) no hay nadie que tenga esta categoría cubierta en el mercado de la actualidad.

¿Qué es lo que pasa? ¿Resulta que el producto no es interesante? A mí me parece que todo lo contrario. No hay niño en México que cuando haga una fiesta, quiera hacerla temática y pode ende, quiera ir disfrazado de su personaje de moda favorito. ¿Entonces? El tema es que sin contar a las tiendas de autoservicios o las tiendas departamentales, no existe una empresa o cadena que se dedique a la comercialización de estos artículos, que sea lo suficientemente fuerte (como canal desarrollado) que resulte interesante para que un tercero, le fabrique disfraces con las propiedades que están de moda.
Todas las tiendas de disfraces a las que la gente acude cuando hay que vestirse de algo en Halloween o en un festival de la escuela, son pequeñas tiendas cuyos dueños a lo sumo son dueños de un par de ellas y en el grueso de los casos, son ellos mismos los que fabrican sus disfraces para cualquier ocasión. De este modo, ellos y sus creativos de la costura se tienen que poner a hacer disfraces de Flor, de león, de hada, de egipcio, de vaquero, de romano, de charro, de abeja, de conejo y una muy larga lista de etcéteras que tienen que cubrir para poder atender a su mercado, que existe y que está demandando estos disfraces genéricos y… También los disfraces de superhéroes y personajes de cualquier otra propiedad intelectual que esté de moda.

A este punto, es importante mencionar que dadas las características de estos lugares que hemos referido con anterioridad, el que ellos mismos (el contacto con el usuario final) fabriquen disfraces OFICIALES de estos personajes, es prácticamente imposible. Factores como la cantidad de licencias que necesitarían, su tamaño, área geográfica y el volumen de sus ventas no son interesantes para un estudio propietario de las licencias; eso sin contar que esta clase de empresas no siempre vende sus productos, si no que los renta, lo que significa que un periodo de tiempo después de “prestar” el disfraz, el mismo regresará a su almacén para seguir siendo rentado a otras personas. ¡Realmente los actores de la industria del licensing no están preparados para esto! Les es muy difícil entender el modelo de negocio de estas pequeñas empresas que son tan exitosas dentro de sus zonas de influencia que prefieren ignorarlas.
¿Qué haría yo? A través de un Fee muy accesible, les permitiría tener cierta “oficialidad” de mover productos con mis propiedades, tomando en cuenta que el demerito de la imagen de los mismos es un factor que poco se podría controlar al ser de fabricación artesanal y que sus operaciones tampoco serían realmente auditables en los términos en los que un mismo disfraz podría estar saliendo y entrando al almacén en distintas ocasiones al mes.

¿Qué hacen ellos? Según información que me ha llegado a través del correo electrónico, de parte de un propietario de dos tiendas de disfraces en México, representantes de las grandes propiedades para niños (específicamente de superhéroes) van caminando por la ciudad acompañados de la PGR y están llegando a las tiendas con este giro, se están llevando detenidas a las personas (ya sean dueños o encargados) y les están cobrando entre 200,000 y 700,000 pesos para liberarlos por vender disfraces de sus personajes.
En el supuesto del correo, los dueños de esta clase de tiendas, que además han buscado desde hace mucho tiempo la forma de venderlos de manera legal sin obtener respuesta de los licenciantes, ya no quieren saber nada de los disfraces de personajes de estas propiedades y se frustran al encontrar que en otras áreas del país y en otros países, existan cientos de tiendas que hacen lo mismo sin que el licenciante los haya “atacado” de la forma en la que lo han hecho en una zona específica del país.

Como lo mencioné al inicio del post, se trata de un problema particular de México, ya buscando en internet, es muy fácil encontrar grandes productores de disfraces en países desarrollados de las propiedades más actuales de los grandes estudios.

En resumen ¿Se puede? ¿No se puede? ¿Se trata de estrategia o de falta de visión y voluntad de los representantes de las propiedades internacionales en nuestro país?

Nos leemos en la siguiente ocasión.

Antonio Mendoza

26 de febrero de 2014

Tiendas de producto Oficiales

Recientemente se pusieron en contacto conmigo vía correo electrónico para solicitarme información respecto a cómo podrían poner una tienda exclusiva de productos de Warner o de productos de Disney. Realmente el tema de una tienda exclusiva da para mucho.

En una primera revisión tendría que decir lo siguiente…

He visto y visitado personalmente las Disney Store de los Estados Unidos y sé que desde hace algunos años tienen la idea de poner una en México pero por una cosa u otra no ha “cuajado”. Creo saber las razones por las que esto ocurre.
·        
      Disney no tiene interés en abrir una por su cuenta ya que le sale más oneroso poner la tienda que las ganancias que podría obtener de ella.

·         En adición, Disney no tiene la necesidad de hacer eso, ya que no es su core business, ellos ya ganan por la “renta” de sus propiedades y no tienen que invertir en inventarios.

·         Por otro lado, al franquiciarla, la inversión que implica poner la tienda, vestirla, decorarla, darle el look & feel y sobre cualquier otra cosa, surtirla, no es un tema menor. Una Disney store en México, tendría que surtirse de los licenciatarios que hacen los productos de las propiedades de Disney autorizados para México, de otra manera, las empresas mexicanas empezarían a quejarse de que la tienda venda productos similares o idénticos pero hechos por una empresa extranjera (Mercancía Gris) cosa que afectaría directa o indirectamente los intereses del empresario mexicano.

·         No existe el canal o cliente desarrollado por parte de los licenciatarios, ni la obligación de venderle producto a Disney, por lo que probablemente en la inercia comercial de sus operaciones, tiendan a no surtir la mercancía a la Store, no serles interesante (por el precio negociado) o bien ya tener comprometida la producción a una cadena comercial de autoservicio o departamental, lo que implicaría un nada deseable desabasto de mercancía.

No obstante lo anterior, estoy seguro que si un empresario fuerte llega con Disney y le ofrece un plan de negocio que le parezca interesante, lo tomaría en cuenta.

En ambos casos (Warner y Disney) si existen esas tiendas OBLIGADAS de mercancía exclusiva, me refiero específicamente a las tiendas que se encuentran ubicadas en sus parques de diversiones. De este modo es común ver en las tiendas de regalos de Disneyland (USA) una serie de artículos promocionales y diferenciados de los que encuentras en las tiendas, precisamente por lo mismo, porque el ánimo de la tienda es diferente al del retail tradicional. Para Warner, el caso más cercano es las tiendas de regalos que ves en Six Flags, mismas que tienen productos de sus propiedades presentes en el parque y que de igual forma cubren un efecto más promoción “perpetua” que de licensing, tienda oficial o franquicia.

¿Qué es lo que puedes hacer? Lo primero sería tocar base con el licenciante en México, preguntar, saber las posibilidades, los planes y obtener una respuesta (últimamente uno puede llevarse muchas sorpresas respecto a las cosas que si harían). En caso de tener una respuesta diferente a la deseada, la recomendación es que montes tu tienda NO AUTORIZADA por la marca, pero que la surtas de mercancía 100% oficial. Lo que necesitas es hacerte de la información de todos los licenciatarios de México de cada una de las marcas que indicas y que les compres a ellos. Siempre que no exista una restricción de canal podrán hacerlo y tú podrás tener tu tienda muy surtida de la mercancía que todos quieren en un solo lugar. Esto es perfectamente legal e incluso podrías llenar el espacio con propaganda que las mismas empresas te den para este efecto, aunque obviamente no podrás anunciarte comercialmente con ningún elemento que te relacione con Disney/Warner o que se preste a malas interpretaciones. Un ejemplo claro es la tienda “Discovery” que está por todo el país, misma que igual vende carros, aviones y helicópteros a escala, juegos de ajedrez de Mario Bros, Figuras comerciales y de edición limitada de licencias de Disney, Marvel, DC, HBO, posters de los Beatles y una larga lista de etcéteras, sin tener que pedirle permiso a nadie para hacerlo.

Hay otros casos que podríamos tratar en otras entradas acerca del mismo modelo, como el éxito de Hello Kitty en el mismo modelo, operaciones regulares en DreamStore Disney México (RUZ), Estrepitoso fracaso en el caso de islas Mika y tiendas Gusanito y algunos otros casos que podremos documentar como Do's & Dont's en lo que a esto se refiere.

Gracias por ponerte en contacto con el único blog de las licencias en México, esperamos que la información te haya sido de utilidad.

Saludos.

Antonio Mendoza