13 de octubre de 2014

Licensing Basics en el CAAV


A pocos días de iniciar el primer curso de en el CAAV, la parte que ha sido más difícil respecto a este tema, ha sido dar a conocer ¿Qué es el Licensing? A las personas que no tienen mucha idea de lo que trata. Sin lugar a duda la gente que ya tiene el conocimiento y lo quiere integrar a su proyecto ha encontrado lo valioso del curso, pero ¿qué hay de los que no tienen este “background? Para ellos va este post.

Tener una Propiedad Intelectual o una serie de personajes, es algo que en la actualidad se ha convertido en una parte fundamental de muchos proyectos y son precisamente estos signos distintivos o personajes los que nos pueden ayudar a crear un programa de licencias.

Pero vámonos por partes…

Para tener ejemplos claros y concisos, pondré un ejemplo de un personaje que desde mi punto de vista podría detonar un programa de licencias. (Sólo para efectos de este ejemplo)

El restaurant Las Alitas tiene dentro de su concepto un personaje llamado Wingalesio, mismo que está debidamente registrado ante la autoridad.



En este caso, sin mayor problema, los dueños de este personaje  podrían iniciar un programa de licencias.

¿En qué consiste un programa de licencias?

En “rentar” tu propiedad a un tercero (Una empresa) para que pueda hacer productos con el personaje. De este modo podríamos encontrarlo en algunos artículos como…

  • Mandiles (para usarlo mientras haces una carne asada)
  • Vasos infantiles (para los niños que gustan de comer ahí)
  • Toallas de baño (para toda la familia
  • Peluches (para un detalle)
  • Llaveros (para cargar su imagen todo el tiempo
  • Playeras (con alguno de sus mensajes jocosos)
  • Gorras 
  • Y una lista de largos etcéteras...

Todo lo anterior, no necesariamente lo tiene que hacer directamente el dueño del personaje (en este caso Las Alitas), sino que podría “rentárselo” o “prestárselo” a alguien más para que lo use comercialmente en los artículos que mejor sabe hacer y distribuir. Esto de alguna manera “garantiza” ese viejo refrán que dice “Zapatero a tus zapatos”, así que podrías darle este permiso a una empresa de Peluches, para que ellos distribuyan en sus propios canales, a mi personaje (siempre que exista un interés por ambas partes y que vean el proyecto como viable). De este modo el dueño del Restaurant puede seguir usando el personaje, pero le encarga a un tercero que haga los peluches (que es lo que sabe hacer) y se encargue de ellos, sin que afecte mis operaciones normales de restaurante y a cambio de que esta empresa me dé parte de las ganancias o “regalías” .

¿Cuál es la parte noble de este asunto?

Yo puedo estar usando mi personaje en lo que yo quiera (Restaurant, serie, película, videojuego, caricatura) y ganar por el trabajo de terceros por prestarles mi propiedad intelectual misma que le dará una ventaja competitiva sobre otros artículos de su competencia, simplemente por añadir mi personaje… Todo lo anterior sin tener que invertir en la producción de artículos, en tener inventarios o vender el producto, ya que de todo eso se encarga tu socio comercial o licenciatario.

En adición a lo anterior, actualmente la industria genera un volumen para los licenciantes (es decir los dueños de los personajes/licencias) por más de 2,300 millones de pesos al año.

¿A poco no suena bien?

La invitación es que cualquier iniciativa que tenga que ver con personajes, sea tratada como un concepto en el que podría construirse un programa de licencias, aunque no sea su core business y simplemente con el objetivo de tener protegida y preparada esa parte en caso de necesitarse. Así que conviértete en un Licenciante; ¡Uno nunca sabe cuándo está ejecutando el proyecto de su vida! por ello la importancia de incluir dentro de su planeación los elementos necesarios para estar preparados en caso de que tener un éxito en lo que sea que estés iniciando.

Un programa de licencias exitoso y bien establecido, puede llegar a tener hasta 50 socios comerciales de manera simultánea y un universo de productos de más de 500 artículos diferentes.

No dejes pasar la oportunidad de inscribirte en este curso y obtener las herramientas necesarias para armer tu propio programa de licencias con esos personajes que te han estado dando vueltas en la cabeza desde hace mucho tiempo.
Lo único que tienes que hacer es visitar la liga del CAAV en la que están ofreciéndote esta oportunidad e inscribirte. En sólo 4 semanas, con clases de 3 horas cada miércoles a partir del 22 de Octubre podrás acceder a esta maravillosa industria.

Nos seguimos leyendo y nos vemos en el CAAV.

Hasta la próxima.

Antonio Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario