18 de agosto de 2014

Distroller en Krispy Kreme


El mes de agosto inició con una promoción entre Distroller y Krispy Kreme, a través de la cual celebran 10 años de estar apoyando a fundaciones como Michou y Mau A.C., reconocida en México por ayudar a los niños quemados. En esta promoción hay una edición especial de un par de personajes/donas llamados Donatela y Adonis, haciendo una divertida y creativa alusión al termino dona (de rosquilla) y dona (de donar). Pocas cosas me han parecido tan geniales de Distroller, como esta labor altruista, en la que su característico estilo se hace presente para llevar al mercado una promoción, en la que el mismo producto (la dona) se hace ¡totalmente Distroller! y los artículos que los acompañan, son por supuesto con su inconfundible sello.

Dentro de los productos que puedes obtener, hay un receptáculo de plástico para colocar una dona (porta donas), una bolsa de algún material que podría parecer ecológico (le busqué alguna etiqueta pero no la tenía) misma que está totalmente impresa con motivos de la causa de la promoción, así como vasos y tazas para consumir las diferentes clases de bebidas dentro de la oferta comercial de Krispy Kreme.

Aun cuando en el material POP no queda muy claro cuál es el porcentaje de donación o la mecánica con la que Krispy Kreme estaría haciendo llegar el recurso a la institución, es conocido por otras causas de esta empresa, que cumplen con lo que prometen y que son solidarios con las causas de terceros (dígase fundaciones, asociaciones y hasta colegios a los que venden las donas más baratas de su precio regular para que cooperativas o asociaciones estudiantiles puedan financiar sus proyectos). Así que muy bien por los dos y mucho éxito en el tiempo que aún quede para que la gente pueda disfrutar de esta promoción para chuparse los dedos.



¿Cuál es el ángulo? Distroller es una de las licencias GRANDOTAS mexicanas, y sin duda no sería una de ellas, sin el tesón de las personas que integran su equipo de trabajo, logrando lo que pocas han hecho (como poner tiendas que sigan abiertas con el paso de los años) y buscando con la misma tónica, reinventarse en mil formas para ser lo suficientemente diferente o atractiva que la última vez que sacaron algo al mercado.

Distroller (hasta donde me alcanza la visión) se constituye hoy por hoy, como la única licencia mexicana que no ha tenido un ancla en el cine o la TV que se convierte en una licencia HOT, trendy que no ha dejado de tener presencia en el mercado por cerca de una década, lo que está por convertirla en una licencia clásica (Esto significa que no desaparecerá pronto o tan fácilmente del mercado y seguirá manteniendo niveles de ventas flat  por mucho tiempo) lo que además constituye todo un fenómeno para quienes están iniciando sus camino en la industria del Licensing en México.

Distroller es el ejemplo de que una licencia de México si puede ser profeta en su tierra. Desde este blog, mandamos nuestro respeto y admiración a Amparín y a todo su equipo deseándole mucha prosperidad y que siga manteniendo su presencia como hasta ahora lo ha logrado.

Nos leemos la próxima ocasión.

Antonio Mendoza.
info@licensingmx.com

Síguenos en Twitter con el usuario @Licensingmx


No hay comentarios:

Publicar un comentario