2 de julio de 2014

La selección mexicana.

Como ya antes lo había referido en una etapa muy troll que tuve (y no les voy a decir “se los dije” porque me queda claro que la herida aún está abierta), el tema de la propiedad de la selección mexicana vuelve a cobrar triste relevancia en estos días. La selección debería tener un programa de licencias "evergreen" sin importar si se trata de un año mundialista o no, ya que se trata de una identidad que cobija a todos los mexicanos que gustan de este deporte (que seamos claros, son muchos).

¿Qué es lo que está pasando con ella (como propiedad) después de su participación en este mundial? Lo mismo que antes de irse a Brasil, lo mismo de otros mundiales. ¡No está pasando nada! (en términos de construcción de marca).  La diferencia de esta ocasión  respecto a las anteriores, son los medios, las redes sociales, la madurez de la audiencia. ¿Eso hace la diferencia? Si, por que si no quiere perder followers y deals de en picada en los próximos meses, me parece que la propiedad tendrá que vender la idea del ahora si ya casi (como siempre, aunque ahora podrían firmarlo con sangre) la idea de que de no esperar nada del equipo que fue a representarnos, el resultado fue “muy bueno” viéndolo desde el punto de vista positivo y tendrá que hacerlo, desde una perspectiva muy inteligente, ya que el nuevo consumidor de este producto, siempre pone por delante el corazón, pero no es tonto, ya tiene demasiadas herramientas para determinar si le están viendo la cara y podría darse cuenta que le estan vendiendo espejitos, aunque la esperanza muere al último.

¿Qué se puede rescatar? A mi me parece que el Piojo que podría ser el protagonista, ya lo fue en semanas pasadas a proposito del mundial, ese podría ser EL personaje, la viñeta, el mexicano del FUA, el apasionado, el aguerrido, la figura que podría llevarnos hasta la obtención de ese tan anhelado trofeo en Rusia 2018. Sobre eso se podría construir el programa de licencias en adelante, si el timonel sigue estando en su lugar.

¿Qué más se puede hacer? Pues eso, vender la idea de los héroes nacionales, de la injusticia, de cómo los mexicanos siempre prevalecen sobre las cosas malas. 

No es otra cosa que Story Telling bien llevado, que para eso los promotores se pintan solos...

¿Podrán hacerlo? ¡Sin duda! si es que ya están trabajando en ello. ¡Vamos! Los creativos de cualquier propiedad no son tontos, conocen el mercado, su comportamiento, su temperatura y todo lo que tiene que ver con la manera de comercializarlo. ¡Para eso les pagan!

A mí me parece que una selección renovada, “resurgida de las cenizas” que se va a preparar con todo para el 2018, se antoja lejana, pero realizable... Finalmente ¿Qué otra cosa les queda?

Gracias por leerme una semana más.

Hasta pronto

Antonio Mendoza
@licensingmx

No hay comentarios:

Publicar un comentario