21 de abril de 2014

100% Creatividad

La creatividad tiene TODO que ver con el proceso de creación y lanzamiento de una licencia. Ya antes hemos hablado de factores que no se pueden provocar, que no se pueden emular, que no se pueden repetir por más experto que seas en el tema, pero si la propiedad carece de elementos creativos mínimos y necesarios las posibilidades de que alcance el éxito son muy pocas. Hay que ser muy atinado para decir “Esto es lo que necesita el mercado”, “Esto sería un éxito seguro”, “Esto es lo que hace falta”, “Vamos a hacer esto lo más comercial posible” pero de que los hay, los hay. Yo mismo estoy siendo testigo de cómo, actualmente existe una propiedad que tuvo el “tino” de decodificar el “algoritmo comercial” del mercado y están en una racha de cierres importante, mismos que sé que sin duda se traducirán en un programa de licencias fortalecido desde su marketing date, que dejará a más de uno con la incógnita de ¿Cómo le hicieron?

Probablemente las siguientes frases puedan parecer “lugares comunes”, pero dentro de ellas puedes encontrar lo que te hace falta en este momento, en el que estás pensando en lo que necesita tu propiedad.
La ignorancia es atrevida… Pero aun así, nadie puede juzgarte por no haberlo intentado. Arriésgate, termina antes de que pierdas la fe en ti mismo, hazlo sin mucho meditarlo.

Mezcla las cosas que no hacen match, conecta cosas que no parecen tener lógica y mira el resultado… En algunas ocasiones nuestros prejuicios van en perjuicio de nuestro propio proyecto. En otras palabras, somos expertos en meternos el pie solitos.

Equivócate, pide ideas prestadas (pero no hagas copy paste), colabora, imagina que todo es posible, sé ambicioso y no “papalotees” de manera innecesaria, mantente volando bajo y piensa simple… En otras palabras, no dejes de moverte, no hay peor cosa para que un proyecto no se concrete que la inacción, siempre mantente en movimiento, sin importar que parezca que las cosas no tienen pies o cabeza, poco a poco, después de darle mil vueltas a la madeja, te darás cuenta que tienes agarrado el cabo con ambas manos y que ahora sólo faltará darle mil vueltas más a la madeja para deshacer el nudo. (No cuentes las vueltas, sólo hazlo).

Estoy optimista respecto a lo que lograremos en conjunto, dentro de la industria del Licensing en México, siempre con un objetivo muy claro, un rumbo bien establecido y una agenda compartida. Ya antes he hablado de factores que podrían estar en contra de las pequeñas iniciativas, pero no voy a darle más importancia al tema, me centraré en lo que SI se puede hacer y los enemigos de los pequeños emprendedores (sic) tendrán que ir adaptándose a la nueva realidad de la industria en México, dando paso a nuevas formas de convivencia y ya ellos tendrán que hacer lo que crean conveniente.

Nos leemos pronto… Y después de lo que probablemente fue un fin de semana largo para muchos de ustedes ¡Actívense!


No hay comentarios:

Publicar un comentario