19 de junio de 2013

Nuevos Conceptos / Licencias

El día de hoy vamos a hablar de nuevos conceptos que podrían convertirse en una licencia, de cómo aparecen repentinamente  y cómo después (la mayoría) normalmente desaparecen sin pena ni gloria, por no poder enfocar sus talentos al lugar al que se debe para poder crecer.


Vamos a iniciar por ejemplo con un concepto (que aún no es licencia) de las cosas bien hechas actualmente. Se trata del concepto de una tapatía llamada Belém, que se puso en contacto conmigo hace un poco más de un mes y que desde que me platicó  que tenía un personaje que ella quería convertir en una propiedad. Como siempre, me di a la tarea de revisarlo, para desde mi muy particular punto de vista, darle una perspectiva de cómo lo veía yo de “maduro” en el proceso de convertirse en una licencia lista para comercializarse en el mercado. Mi sorpresa fue encontrar un muy buen concepto, con un personaje muy bien detallado, con carisma, un diseño gráfico muy respetable y una forma de llevar a cabo las ideas muy padre. Realmente fue una sorpresa encontrarme con Foxy Glam, una pequeña zorra, que es más glamourosa que otra cosa y que tiene muy dominado su estilo y su forma de ver las cosas. Este señores ¡Es un concepto Ganador!


Platicando con el propietario de una licencia mexicana y otro experto en la industria el otro día en un café, les mostré este concepto y ambos coincidieron en que es bueno y que tiene potencial. Posteriormente estuvimos hablando acerca de cómo cada día aparece un personaje nuevo y/o una nueva serie de personajes y que cada vez existe más calidad en los mismos…E hicimos una serie de planes para el futuro próximo cercano y no diré más, porque la piratería de ideas está muy cañona hoy en día.
Pero siguiendo con el tema del día de hoy, este concepto (Foxy Glam) es sólo una de las cientos de iniciativas que deben estar surgiendo de las manos de los talentosos ilustradores/diseñadores gráficos del país y a los que debemos encontrar para poder hacer algo con ellos (por lo menos ponerles el foco encima) para propiciar que los productores mexicanos poco a poco confíen en el talento de sus connacionales y se den cuenta que una propiedad bien desarrollada y con características puntuales también puede ayudarles a incrementar la ventas, aun cuando detrás de la misma no exista una serie de TV, una película o un sitio web muy exitoso.


¿Qué es lo que necesitan los productores mexicanos para confiar en los talentos de su propio país? ¿Por dónde quieren que empecemos? Sólo tienen que decirlo y yo personalmente empezare a mover lo que sea necesario para que esta cultura empiece a darse en México. Es realmente frustrante como los licenciatarios son unas máquinas enormes de hacer dinero con propiedades extranjeras y que no tomen una parte de su presupuesto para dar la oportunidad de crecer a los talentos nacionales de los pequeños estudios, no obstante que sus propuestas sean sensacionales.




Ni hablar, así está la realidad del país en este tema y eventualmente tendremos que recurrir a otros actores, dado que los actuales no quieren ayudarnos a levantar y poner en alto el talento mexicano que escurre en cada uno de los conceptos que aparecen todos los días....



Hasta la próxima. 

3 comentarios: