Caso de éxito: Cars

El día de hoy hablaremos de una de las licencias que no parecían tan prometedoras pero que cubrieron un hueco en el mercado y que llegaron para quedarse. Estamos hablando de la licencia de Disney-Pixar Cars  ¿por qué es trascendente? Porque no obstante que se trata de una propiedad de una gran productora, que pudiera tener su éxito garantizado durante la ventana de venta tradicional de esta clase de películas, esta tuvo un comportamiento atípico que seguramente terminó por asombrar a propios y extraños. ¿A qué me refiero? Es de todos sabido que las películas tienen una pequeña ventana en la que los licenciatarios echan toda la carne al asador y aprovechan al máximo; Tradicionalmente esta ventana empieza un mes y medio o dos meses antes del lanzamiento de la película (que normalmente es en algún punto del verano) y antes de que llegue el verano, este furor ya terminó. Pero este no fue el caso de Cars, Para este efecto podemos decir, que aparentemente los niños ya tenían suficiente de Hot Wheels, Match Box y el resto de empresas de autos que los han saturado por años con carros clásicos, actuales y en algunas ocasiones de uno que otro carro muy loco que los diseñadores de juguetes se encargan de sacar a la venta para satisfacer a los niños de hoy, por lo que la licencia de Cars vino a “caer bien” tanto a niños como a adultos que encontraron en los personajes una nueva forma de ver a los vehículos motorizados y a su forma de jugar con ellos dadas sus muy puntuales características. De esta manera, los niños empezaron a coleccionarlos, a pedir aquellos que eran de control remoto, los que hablaban, a MAC el tráiler que podría tener dentro de él a más autos, las autopistas y todos los juguetes tradicionales de ese segmento, mas muchos otros a los que los competidores no podrían acceder tan fácilmente o por lo menos no con tanto éxito… Cajas y papel de regalo, despertadores, lámparas, televisiones, disfraces, artículos para fiestas, calcomanías,  montables, cuadernos, revistas, libros para colorear, de actividades y una lista de muy largos etcéteras que llegaron para quedarse.
Y es que ese es el punto, la propiedad de Cars trascendió a su ventana normal de tiempo de venta. Muchos años después de que se estrenó la película, los personajes siguen presentes en los anaqueles de las grandes tiendas de autoservicios y lo que es más, se siguen vendiendo significando esto, negocio para quiénes lo producen.


El caso anterior es extraño, porque, seamos honestos ¿A poco creen que Disney no quiere que todas sus producciones se conviertan en un fenómeno de ventas en los anaqueles? Entonces, ¿por qué no lo hacen con todas? Por una sencilla razón… ¡No pueden! Esto quiere decir que aun un monstruo tan grande como Disney, se tiene que sujetar a lo que diga el mercado y no es el, quien dicta que es lo que se va a vender o no (si bien sus campañas en el punto de venta siempre son muy agresivas y propician buenas ventas para sus licenciatarios).

Por lo anterior, te invitamos a no cejar en tu intento por triunfar, si bien te invitamos a que no obstante te guste mucho tu proyecto, siempre estés produciendo nuevos conceptos y nuevas series de personajes para que no forzes al mercado a lo que tú quieres, si no que el mercado te forze a ti a trabajar más en ese proyecto que está funcionando (si no me crees pregúntale a Ferch) que tiene actualmente más de 4 propiedades activas y no todas tienen el mismo nivel de aceptación en el mercado.

Una vez más te agradecemos que nos leas y que comentes qué te ha parecido este post, así como que te pongas en contacto conmigo a través de los siguientes medios. 

Skype: Antonio.mendoza
Gtalk: Tony.mendoz
Cel/Whatsapp: 33-1233-3979

Siempre estamos abiertos a ayudar, dar consultoría, visitar tu universidad para platicar del tema y atender cualquier otra clase de evento relacionado con este tema.

¡Hasta la próxima!


Pichos

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario