7 de mayo de 2013

FAIL 2013


El tema número uno del mes de  Mayo para este espacio, llevaba por título FAIL desde que programé su salida en diciembre del 2012 (Si señores, realice el plan de contenido semanal de este blog desde diciembre del 2012 y hasta diciembre del 2013). El hecho fue que efectivamente fue un FAIL, ya que el mismo no se publicó, por la sencilla razón de no haberse escrito. Sinceramente, este que escribe ha estado muy saturado de trabajo (afortunadamente) y el llevar diligentemente este espacio se ha complicado en las últimas semanas, de no ser por qué hago el contenido de un mes de un jalón, hace semanas que estaría sin actualizarse.  

Este no ha sido un buen año (comercialmente) para el Licensing; Personalmente me resistía a creer que un cambio de gobierno frenaría las cosas, pero a estas alturas del año empiezo a creer que si es así, máxime que se trató no solo de un cambio de presidente, sino de un cambio de colores en la presidencia de la república.

Me he acercado a muchas empresas mexicanas que adquieren licencias con algunas iniciativas nuevas (Propiedades mexicanas que no son de grandes estudios) y aun cuando sé que es difícil competir con las propiedades que se venden solas (aunque después no tengan buenos números en la práctica) no he tenido el éxito que hubiera deseado y que estoy seguro hubiera tenido en otros años.

Cada una de las propiedades que tengo en mi portafolio cuentan con un “ancla” que es suficientemente atractiva como para que un empresario se fije en ella (no tomo propiedades a la ligera) y creo que la negativa de los empresarios obedece a los factores antes mencionados.

Así que el FAIL del que era objeto el título del primer post de este mes, va para el primer y el segundo Q del  2013 que está transcurriendo sin mucho movimiento a pesar de que lo que tenemos entre manos es más grande que el miedo y las reservas que tienen los tomadores de las decisiones.

Esperemos que a partir del 3er Q las cosas mejoren para todos y que todo comience a fluir con la naturalidad con la que se mueve esta fascinante industria.

Saludos cordiales.

Antonio Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario