3 de abril de 2013

Enmiendas o convenios modificatorios


En la gestión de una propiedad intelectual, en la ejecución de un programa de licencias y aun en el caso de que seas la persona más escrupulosa y cuidadosa de los detalles en tu trabajo, no podrás evitar el tema de los convenios modificatorios o las enmiendas a los contratos.

¿De qué se trata esto? De los cambios que tienes que hacer al contrato de licencias original, por múltiples razones.

Imagina que firmaste un contrato por un año en Noviembre del 2012, con un productor de peluches y que te ha dicho que sacará el producto al mercado en Febrero del 2013 (para el día del amor y la amistad) pero resulta que por causas (comprobables) ajenas a él, al final no lo logró sacar en ese momento y te ha solicitado que le cambies la fecha para Abril del 2013 y que ya encarrerados le extiendas la vigencia del contrato por ese par de meses que no ha podido vender el producto. ¿Qué harías en ese caso?

  1. ¿Dejarlo volando después de haber perdido la mejor temporada del año y quedarte sólo con lo que aparezca en el contrato por concepto de mínimo garantizado a sabiendas que no llegará a la proyección que te pasó al inicio de la negociación y que el producto no estará en el mercado como lo pensaste originalmente?
  2.  ¿Apoyarlo en el asunto y confiar en que con tu ayuda, podrán enderezar el rumbo y con suerte recibas más por concepto de regalías que por el adelanto de las mismas?


La respuesta “normal” es la 2, salvo que seas un estudio internacional con más amor por los dólares que por un programa de licencias que le dé a ganar a todos los partners. Es justo en esa clase de casos, en los que una enmienda al contrato es la opción natural para apoyar a tu socio comercial.

OJO, no se trata de que el cliente no cumpla 9 de 10 compromisos que aparezcan en el contrato y que quiera postergarlos o estar haciendo enmienda tras enmienda para terminar por convertirse en un muy mal cliente que solo te quiera ver la cara, pero para eso existe el criterio, la afinación de la mira en base a las experiencias adquiridas o por aprender de los consejos de los expertos (o sea, leer este blog J).

Hay que estar muy claros en que nadie tiene asegurado su negocio y que es el licenciatario el que está invirtiendo dinero en tu propiedad, por lo que siempre hay que tener esa disposición a ayudarlo a que se den las cosas a través de tu involucramiento como parte  fundamental para que se den las operaciones que todos estamos esperando.

Una vez sensibilizados acerca de lo anterior, hay que mencionar que no todas las enmiendas son malas o gratuitas. También las hay para agregar nuevos productos, nuevos canales o nuevos territorios a un contrato existente, cosa que normalmente sucede si a tu licenciatario le está yendo bien con tu propiedad.
No faltará aquel que quiera hacer pruebas de mercado, experimentos o cualquier otra clase de comercialización no tradicional que te mueva un poco el tapete y te pida cosas disparatadas que puedas creer que le “abrirán puertas” para robarte, pero parte del negocio también tiene que ver con la confianza en tu socio comercial, así que no te pongas difícil y otórgale los permisos necesarios para que realice dichos reconocimientos, finalmente lo peor que puede pasar es que no le renueves el contrato la siguiente ocasión ya que determines a través de tu auditor que te jugó chueco, cosa que quedará en su conciencia y no en la tuya… ¡Arriesga! Quien quita y descubres que tu propiedad funciona en nuevos territorios y tú jamás te diste cuenta de eso.

¡Entérate! Los convenios modificatorios son un asunto con el que tendrás que tratar si tienes una propiedad exitosa, porque de otra forma, sencillamente no habrá contrato alguno que modificar. J
Mucho éxito en este 2Q que va iniciando, deseo sinceramente que los licenciatarios estén receptivos a tu propiedad y que vean todas las bondades, empuje y buena vibra que le estas metiendo para que funcione.
Eso es todo por hoy, pero recuerda que cada miércoles tenemos una entrada nueva, asi que no te olvides de regresar y leer este blog, que se precia de ser el único que habla de la industria del Licensing en México desde el 2009.

Si quieres escribirnos, solo tienes que poner info@licensingmx.com o licensingmx@gmail.com en el apartado de PARA: de tu proveedor de correo y recibiremos tus solicitudes, dudas, comentarios, invitaciones a eventos, conferencias, platicas, quejas y chayotes para hablar bien de tu propiedad J

Estamos en contacto.

¡Saludos!

Antonio Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario